Tarta helada de turrón

    0
    1038

    Las sobras del turrón de navidad siempre se quedan en casa hasta meses y meses después, cuando de repente un día decido que va siendo hora de que esas tabletas tienen que dejar de ocupar ese espacio del armario al lado de las galletas y me dispongo a hacer algo rico con ellas. El mes de agosto del año pasado en casa de mis padres nos comimos las últimas tabletas que quedaban (una noche que al terminar de cenar no había nada dulce para postre, abro un armario y les digo a todos que lo único dulce es el turrón… y ante la emoción de algunas, las cenas de esos días acabaron con todos turrones que quedaban).

    tarta helada turron navidad duro almendra jijona

    En una semana vi varias recetas de tartas heladas publicadas en facebook y decidí que quería hacer mi primera tarta helada… y eso hice con mi turrón: convertirlo en una tarta helada. Preparamos una cenita de amigos en casa y con postre fresquito(¡qué bueno poder contar con amigos que te ayuden a catar las pruebas de nuevas recetas!…las que salen genial y las que se quedan en una prueba).

    tarta helada turron navidad duro almendra jijona

    Ingredientes:

    • 1 tableta de turrón jijona(el blando)
    • 200 ml de nata para montar
    • 200 ml de leche
    • 20 galletas maría
    • 90 g de mantequilla

    Triturar las galletas, fundir la mantequilla y mezclarlo. Cubrir con la mezcla la base de un molde desmoldable y dejar enfriar.

    Poner en un cazo al fuego la tableta de turrón cortado en trozos con la leche, hasta que se derrita y se mezcle bien con la leche. Dejar enfriar. Montar la nata y añadir la mezcla de turrón incorporándola poco a poco; verter sobre la base de galletas y dejar enfriar en el congelador al menos 5 horas. Sacarlo del congelador a la nevera media hora antes de degustarla. Yo decoré mi tarta con turrón de alicante (del duro) triturado.

    tarta helada turron navidad duro almendra jijona

    Me encantan las cucharitas diferentes, originales, con formas raras… es lo primero que me fijo cuando en un restaurante o cafetería me la ponen con el postre, el café…o en las tiendas de menaje. Y desde hace algún tiempo las colecciono; eso sí, nunca compro dos iguales.